sábado, 5 de marzo de 2011

Mariano Moreno. Columna de la Democracia Argentina. Ricardo Romero

Mariano Moreno. Columna de la Democracia Argentina#

Ricardo Romero#
“…mis discursos no llevan otro fin que excitar
los de aquellos que poseen grandes conocimientos…”
Mariano Moreno. Sobre las miras del Congreso, 1810.

A 200 años de la muerte de Mariano Moreno, sus palabras siguen alentando a reflexionar sobre la política y la nación. Por que este joven jacobino entregó su vida a un proyecto de país, que junto a otros masones, como Manuel Belgrano o Juan José Castelli, se constituyó en una columna fundamental de la Democracia Argentina.
Erróneamente te atribuye a Mariano Moreno una corta vida política, sin embargo, sus reflexiones y compromiso con los temas sociales van desde su defensa de los derechos de los indios hasta su renuncia a los honores y el retiro del gobierno. Siendo uno de los primeros intelectuales que aporta al pensamiento político de nuestro país.
Cuenta con una nutrida producción teórica, que comienza con su “Disertación Jurídica. Sobre el servicio personal de los indios en general (1802)” donde se pone de manifiesto su compromiso político por la igualdad desde su formación en la Universidad de Chuquisaca, donde conoció las bases de la ilustración.
A su regreso al país, en la descripción que realiza “Sobre la invasión de Buenos Ayres por las armas inglesas (1806) y los reclamos de “Representación de los Hacendados (1809)”, donde propone, entre otras cosas, la liberalización del comercio y una nueva responsabilidad fiscal, subyace la necesidad de independizarse del gobierno de España y constituir una República, por lo que puede percibirse un temprano y fuerte involucramiento en la política de su época.
En “Sobre las miras del Congreso” se puede apreciar que Moreno tenía un proyecto de país, donde la base fundamental de la formación del Estado residía en la redacción de una constitución. Pero ese Estado no podía darse de cualquier modo, debía seguir los principios de la igualdad, tal como lo expone en el “Prólogo al Contrato Social”.
El nuevo gobierno debía tener como principio de gestión la publicidad de sus acciones, para lo cual funda “La Gaceta de Buenos Ayres” y fija un compromiso de los gobernantes con la ciudadanía a través de la “Jura de la Junta Provisoria”.
Una ciudadanía que tiene que ser activa a través de la educación y cultura, tal como lo sostiene en la “Fundación de la Biblioteca de Buenos Aires”. Además, propicia la pluralidad de pensamiento, cuando escribe “Sobre la libertad de escribir” y la igualdad de todos/as cuando firma la “Supresión de los honores del Presidente”.
Llevar adelante esta construcción requería garantizar la independencia del territorio, para lo cuál presenta una estrategia a través del “Plan de Operaciones” y sostiene una dura decisión para garantizar el avance de la revolución, algo que explica en el “Manifiesto de la Junta sobre el fusilamiento de Liniers y sus cómplices”.
Tras su renuncia, Mariano Moreno se embarcaría hacia una misión diplomática a Gran Bretaña. Pero el 4 de marzo, moría en alta mar a bordo de la Fragata inglesa “Fame”, producto de una dosis letal de ácido tartárico suministrada por el capitán Bathurst Walte. Su cuerpo fue arrojado a las aguas, a unos kilómetros de la costa de Brasil, cerca de la isla de Santa Catarina, hoy muy visitada por los argentinos.
Junto a figuras como Manuel Belgrano, Bernardo de Monteagudo, Juan José Castelli o Mariquita Sánchez de Thompson; las ideas de Moreno revindicaban una Democracia en plena igualdad de sus miembros, es mas, el concepto de participación esta presente en su visión, cuando sostenía que “El pueblo no debe contentarse con que sus jefes obren bien; él debe aspirar a que nunca puedan obrar mal”.
Además, Mariano Moreno impulsaba una formación emancipatoria, que dote a la ciudadanía de la capacidad crítica ante al poder. Expresa esta visión ese Quijote andante representado por Tato Bores que recitaba su frase: “Si los pueblos no se ilustran, si no se vulgarizan sus derechos, si cada hombre no conoce lo que vale, lo que puede y lo que sabe, nuevas ilusiones sucederán a las antiguas y después de vacilar algún tiempo entre mil incertidumbres, será tal vez nuestra suerte, mudar de tiranos, sin destruir la tiranía”.
Un hecho simbólico fue que oficialismo y oposición le rindió homenaje el 23 de septiembre pasado; pero si bien cada ciudad tiene su calle, plaza o escuela con el nombre Mariano Moreno, lo mejor que le puede pasar a la política argentina no es recordarlo en placas o afiches, sino poner en práctica su viceral lucha por la democracia., ése es el mejor tributo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Libro “Masonería en la Revolución de Mayo. Influencia en el pensamiento político”

Libro “Masonería en la Revolución de Mayo. Influencia en el pensamiento político”
La Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones y a la Universidad de Buenos Aires auspician esta primera edición de nuestro libro “Masonería en la Revolución de Mayo. Influencia en el pensamiento político”, constituyéndose en el primer libro impreso por la editorial de la Gran Logia de la Argentina “Ediciones Masónicas Argentina”. Una investigación del Centro de Estudios para la Gran Reunión Americana, del Equipo de investigación: Ricardo Romero, Roberto Sahakian, Verónica Baston, Antonio Las Heras, Nicolás Breglia, Andrea Marisa Romandetti Dasso, Jorge Cabezas, Sylvia Ruz Moreno, Germán Boure, María del Carmen Romano, Mario Luján Benítez Reyes y textos de Emilio Corbière.